Castrenses Abordo de Marina Mercante

Por Carlos Juan Méndez

Enmienda de Ley de Navegación y Comercio Marítimo suscrita por el grupo parlamentario de MORENA pro militarización de la formación y operación Náutica pone en Punto de Quiebre a la Marina Mercante Mexicana, tras 30 Años en Mando Civil y formación académica, la cual fue aprobada por la Cámara Baja del Congreso de la Unión el 1 de octubre del año 2020, y en su ruta al Senado se aprobó 30 días después en el marco de protestas escalonadas de pilotos y marinos mercantes en Puerto de Veracruz, Mazatlán, Sinaloa y Tampico, Tamaulipas.

En tanto, esperan conocer su nueva condición los académicos y docentes de la Escuela Náutica Mercante de Veracruz “Capitán de Altura Fernando Siliceo y Torres” con 101 años formando marinos mercantes, así como la la Escuela Naval Mercante de Mazatlán “Capitán de Altura Antonio Gómez Maqueo” y la Escuela Náutica de Tampico “Cap. Alt. Luis Gonzaga Priego González”. Además del Centro de Educación Náutica de Campeche.

Cabe mencionar que fue el 8 de julio de 1880 cuando se publicó el decreto que la da origen al centro de formación de técnico de pilotos y Marinos Mercantes civiles, al grado de Capitán de Altura y técnicos en máquinaria naval quienes esperan conocer su futuro próximo bajo el régimen de la Secretaría de Marina.

Por un lado los académicos, personal administrativo y de servicios generales en las tres centros de formación náutica antes civil hoy castrense, se les presenta dos escenarios; el primero integrarse a las filas de la Secretaría de la Marina en nómina y norma con esquema propio de seguridad social. En segunda opción, sustituir estructura civil por castrense.

Al entrar en vigor la reforma a Ley de Navegación y Comercio Marítimo, los más de mil 500 alumnos que actualmente cursan carrera universitaria en Mazatlán, Veracruz y Tampico están a la expectativa de ratificación o mejora del plan del estudios y el costo de la educación náutica ó si está será absorbida por la SEMAR.

El Capitán de Altura Guillermo Parra Avello hizo público que los 72 millones de pesos dispuestos por el gobierno federal éste año para la educación náutica a través del Fideicomiso de Formación y Capacitación para personal de la Marina Mercante-FIDENA- son insuficientes.

Cabe destacar que por concepto de inscripciones y colegiaturas anualmente los tres centros educativos náuticos recaban 130 millones de pesos, más lo que acumulan por certificación, validación, titulación, maestrías, exámenes extraordinarios y profesionales, entre otros servicios, por lo cual, llama la atención posible cambio del financiamiento en la formación de la Marina Mercante. La pregunta obligada ¿será pública ó se mantiene privada con subsidio?

Mientras se hace público esa decisión, los 119 pilotos de puerto certificados para prestar sus servicios en los puertos del país bajo la ley que los norma y autoriza cobrar un tanto por tonelada de peso del carguero que arriba ó zarpa del puerto nacional con los cargos, sanciones por eventualidades extraordinarias que se presenten, están hasta el momento inamovibles y con la posibilidad de formar parte de SEMAR con obligaciones y prestaciones inherentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s