Levantan Bloqueos a Minas

Justicia para Pudiente al Pueblo Contaminación

No Hubo Negociación, Sólo Promesa de Represión

  • A 48 horas de los bloqueos a minas fueron persuadidos los manifestantes de levantar el movimiento de resistencia civil sin recibir propuesta alguna a su demanda y por el contrario lo único que recogieron fueron amenazas de represión y privación de su libertad.

    Con la impotencia reflejada en sus rostros, hombres y mujeres afectados por la explotación a cielo abierto de las minas, quienes también reclaman daños a la salud por los escurrimientos de la presa de jales y los constantes estallamientos del ferroducto, quitaron mantas y camiones en los accesos a esta parte del complejo siderúrgico.

    Lo anterior luego de que Arcelor Mittal Servicios Minerometalúrgicos de Occidente, S.A. de C.V,  solicitó la intervención de la Procuraduría General de Justicia del Estado a fin de que los manifestantes liberaran el paso para descargar dos tráilers con 50 toneladas de Nitrato de amonio cada uno.

    Luego de ser “llamados a declarar” los colonos esperaron en la subprocuraduría donde les informaron que sostendrían una reunión con el  Secretario de Gobierno, sin embargo este nunca llegó y en su lugar estuvieron dos asesores de la presidencia municipal; Artemio Yáñez Núñez y Alfredo Arroyo Pérez, quienes fueron testigos de la persuasión.

    La presión de Arcelor Mittal con la procuraduría de justicia fue a razón de que  de no realizarse este jueves la descarga en polvorín del material explosivo “Se corre el riesgo de infringir la norma en materia de explosivos, además de los perjuicios económicos”. Expuso Francisco Alberto Rangel Salgado en documento girado a la PGJE.

    Asimismo la empresa solicitó de manera inmediata el ingreso de personal para realizar algunas voladuras de la mina “El Mango”, la cual había quedado cargada con material explosivo.

    Los ahora demandados fueron  atendidos por el subprocurador regional de justicia, Hugo Domínguez Nieto, quien les hizo del conocimiento de su situación legal y los conminó a  retirar los bloqueos de manera pacífica, a los cuales se había sumado hoy alrededor de 500 gentes más  de dos colonias afectadas.

    Por su parte, los representantes de los colonos nuevamente reprocharon la omisión  de las autoridades para con ellos pues diariamente está en riesgo la vida de los moradores de “La Tamarindera” por los derrumbes del cerro la Cruz,  que ya han provocado la caída de grandes bloques de piedra con material ferroso sobre diversas viviendas.

    Así  también reiteraron su descontento por no sancionar a la empresa “Nos hacen respira el mineral que derraman en nuestras calles y dicen que el mineral no es contaminante, cuando nos está generando cáncer. Y esas aguas pestilentes de la presa de jales que aseguran los extranjeros no son contaminantes, están afectando la piel de nuestras familias. Éste es el Michoacán real donde la justicia sólo es para el pudiente y para el pueblo la contaminación y las enfermedades que genera”. Expresó ahí Mario Moya.

    Por lo cual Aseguraron que continuaran su lucha para que el gobierno y los empresarios reconozcan el daño que les ha sido ocasionado por los residuos químicos que arroja la presa de la siderúrgica Arcelor Mittal Hierro, así como también el daño estructural a sus viviendas con el uso de dinamita en la explotación  de minas a cielo abierto.

    Según el Instituto Nacional de Ecología, un mineral típico puede contener alrededor de 6 por ciento de zinc y 3 por ciento de plomo, que al ser concentrados generan alrededor de 850 kilogramos de residuos sólidos y una cantidad equivalente de agua conteniendo cerca de un kilogramo de sustancias químicas residuales, por cada tonelada de mineral procesado.

    Para el Instituto de Investigación en Biología Experimental (IIBE) de la Facultad de Química de la Universidad de Guanajuato, sí hay impacto ambiental negativo con los jales, tal vez no por lixiviados, pero sí por erosión, arrastre y tolvaneras.

    Explica que los metales son los contaminantes ambientales más tóxicos que hay en la naturaleza, son cancerígenos y teratogénicos es decir, provocan defectos y malformaciones congénitas producidas por la exposición prenatal a factores contaminantes.

    La lucha de colonos, algunos de ellos  enfermos de cáncer perfectamente identificables porque son vecinos y habitan cerca de la presa de jales, aseguraron que continuarán su lucha para ser indemnizados e irse a vivir a otro lugar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s