Los sobrevivientes

Estrechamos en nuestro cuerpo
La fuerza del recuerdo
Desgranando pensamiento
A pensamiento
El pesado paso del tiempo
Desgastante como el viento
No solo la estética del cuerpo
Sino de los anhelos
Sepultados por las adversidades
Insalvables por los titubeos
Ante las urgencias inmediatas
Marcadas por ese instante
Tan efímero y discordante
Entre los ratos sublimes de los sueños
Con las exigencias de la sobrevivencia
Delineadas por quien sabe quien
En algún recodo que nadie recuerda
Solamente se cumple como ritual
Inamovible para inmovilizarnos
Estrechamos en nuestro cuerpo
Un ansia desesperada
Para sacudirnos esos yugos
Tan pantanosos que más nos aprisiona
Con su modelo de necesidad ficticia
Adoctrinadora del tributo al tintineante
Becerro de Oro
Que al alcanzar los otoñales momentos
Muy alejados sus ocres de los azules
Colores de los instantes primaverales
Grabados, simplemente presentes
En los recuerdos en que
Estrechamos nuestro cuerpo
Sin saber, si valió la pena
Pasar inmóviles, por este sendero
Que llamamos vida
En donde jamás nos atrevimos a vivirla
Con la fallida esperanza de que tal vez mañana
Un mañana que nunca se hizo presente
Y nos estrecha en el pasado
Para sentirnos ilusamente
Los sobrevivientes sin saber
Para qué sobrevivimos

México, D. F., a 26 de noviembre de 2010

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s