Recortes

Isauro Gutiérrez Hernández

La peor crisis en 40 años

En la historia reciente del país, los últimos 40 años, no se había registrado un nivel tan bajo de crecimiento. En el primer semestre del año en curso, la tasa del Producto Interno Bruto tuvo un retroceso del 9.2 por ciento y se perdieron 596 mil puestos de trabajo.

Cifras dadas a conocer por el director de la Facultad de Economía Heliodoro Gil Corona, durante una reunión que sostuvo con presidentes municipales, revelan que las condiciones económicas se pondrán todavía más difíciles para el año que entra.

El reconocido economista asegura que las cifras gubernamentales son demasiado alegres, porque estamos muy lejos de la posibilidad de crecer a una tasa del 3 por ciento. Ese propósito, dijo, es una apuesta al repunte económico que se espera tanga la economía de los Estados Unidos, pero no hay una previsión estructural que permita al país por sí mismo lograr ese objetivo.

Consideró que en el mejor de los escenarios, México podría tener un crecimiento de entre 1 y 1.5 por ciento y la inflación estará muy por encima del 5 por ciento proyectado por las autoridades hacendarias.

Respecto a Michoacán, las cosas no serán distintas. Al concluir 2009 se habrá registrado una caída del 2.9 por ciento en el Producto Interno Bruto Estatal que se puede profundizar dependiendo de la forma en que se desarrollen los procesos productivos del país.

Cuestionó el hecho de que el gobierno del estado pretenda la autorización de un presupuesto cuya recaudación está muy lejos de lo posible, pues en lo que se refiere a este año, de los 38 mil millones de pesos que se tienen autorizados como presupuesto, no se podrán recaudar unos seis mil, debido básicamente a la reducción de las participaciones federales y a la contracción de las actividades económicas.

La brecha presupuestal que podría abrirse sería de dos mil 170 millones de pesos, si el gobierno del estado hiciera un ajuste a su gasto, pero si no lo hace, esa brecha puede llegar fácilmente a los cuatro mil millones de pesos.

Recordó que el gobierno del estado bursatilizó cinco mil 500 millones de pesos del 2 por ciento de impuesto a la nómina, de los cuales se utilizaron ya tres mil millones de en el gobierno de Lázaro Cárdenas Batel, por lo que el actual régimen podría echar mano de dos mil 500 millones de pesos para subsanar parte de la brecha presupuestaria.

Respecto al presupuesto para 2010, consideró que el ejecutivo estatal está realizando una sobreestimación de sus posibilidades de captación y citó como ejemplo el 2 por ciento de impuesto a la nómina que está estimado en el paquete fiscal en 765 millones de pesos, cuando en este año la recaudación oscilará entre los 500 y los 550 millones.

Las expectativas de actividad económica para el año venidero son más reducidas que el actual, por lo que esa sobreestimación de los ingresos traerá como consecuencia que a final de cuentas se tengan qué hacer recortes presupuestales.

Aunado a lo anterior, hay una constante presión derivada del servicio de la deuda pública, por lo que las expectativas no son nada halagadoras.

Así que mientras los diputados en el Congreso del Estado se debaten en discusiones respecto al reparto del presupuesto estatal, la realidad que nos alcanzará el año venidero hará que tengan qué hacerse reducciones a muchos rubros de la administración pública. Recomendó a los legisladores que revisen los criterios en materia de participaciones, porque en el caso de Michoacán, el estado sólo distribuye el 20 por ciento de las mismas entre los municipios, que es la cantidad mínima que recomienda la federación.

Ejemplificó que en Guanajuato se distribuye el 23 por ciento; en Jalisco, 24 por ciento y en Colima el 22 por ciento, por lo que está en manos de los legisladores modificar este criterio que disminuye los ingresos municipales.

Por otras parte, consideró que se debe revisar la fórmula que se utiliza para la distribución de los recursos en la que se toma en cuenta la población y el desarrollo relativo, así como el ingreso per cápita, misma que es utilizada desde el año de 1989, por lo que las condiciones actuales ameritan un cambio en dicho criterio, pues clarificó que en cinco municipios de la entidad se concentra el 40 por ciento de las participaciones.

“No es por aguarles la fiesta, pero las cosas no son tan fáciles como se cree”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s